¿Sabías qué...? · Notas

Río Santiago 

DSC00094-1
Creciente del 16 de agosto de 2016. Foto: Cristian Herrera

El Río Santiago, es una vertiente permanente que se extiende de sur a norte atravesando varios municipios hasta desembocar en Atotonilco, donde sus aguas se mezclan con las del Río Tepehuanes para conformar al río Ramos, que es a su vez uno de los más importantes afluentes de la presa Lázaro Cárdenas, conocida como El Palmito, ubicada al norte del estado de Durango, entre los municipios de Indé y El Oro.

El Río Santiago definía hace algunos años la mancha urbana, con una gran zona arbolada corriendo en prácticamente en paralelo a las vías del tren y las principales calles de la ciudad, la Francisco I. Madero y la Miguel Hidalgo. El Río Santiago es alimentado por el Arroyo El Tagarete, que se forma a 32Km hacia el poniente de la ciudad.

La unión del Arroyo y el Río, es precisamente en la mitad de la ciudad de Santiago Papasquiaro, esto convierte a la ciudad en una zona muy arbolada, además de que estos afluentes se alimentan de riachuelos formados entre las lomas y valles de la ciudad, que, aunque a día de hoy se hayan cubierto de hormigón, en época de lluvias el agua sigue reconociendo su cauce.

DSC00045-1
Río Santiago, 2016. Foto: Cristian Herrera

La del Río Santiago, es clasificada como una cuenca mediana, con una superficie de 3,095km2, aproximadamente, y un recorrido que, inicia en el lugar conocido como Agua Zarca, de hasta 209Km, hasta su final en el poblado de San Andrés de Atotonilco, a 15km de la ciudad de Santiago.

El Río Santiago, fue declarado propiedad de la nación en 1919, tal información aparece en el Diario Oficial de la Federación con fecha del 19 de Abril, durante la presidencia de Venustiano Carranza. Con el tiempo se fueron otorgando permisos de uso del agua, uno de los primeros sería para el poblado de Atotonilco en el año de 1927.

Actualmente el agua del río Santiago, es aprovechada en distintos poblados, donde se separa hacia los sembradíos a través de sequias, como en La Estancia, El Tambor, etc..

Las aguas del río Santiago pueden llegar a tener una profundidad de hasta 5 metros, en lo que se conoce como hondables. En época de lluvias intensas que van desde Julio hasta Septiembre, el nivel y cauce del Río Santiago se incrementa. En los años en que se registran lluvias torrenciales, el agua del Río ha llegado a desbordarse, causando inundaciones en la zona centro de la ciudad. La poca posibilidad de previsión ante una creciente de gran magnitud mantiene a las unidades de emergencia al pendiente las 24 horas durante la temporada, para salvaguardar la vida de los que viven sobre la ribera del Río y el Arroyo.

Santiago Papasquiaro, se encuentra clasificado como una

DSC00040-1
Calle Zaragoza, Agosto 2016. Foto: Cristian Herrera 

zona susceptible a inundaciones de riesgo medio-alto. En 2016, las fuertes lluvias en la región provocaron la crecida del Río en la madrugada del 16 de Agosto, activando la alerta en la ciudad y poblados cercanos al río. Con saldo blanco la avenida del 2016, causó únicamente daños materiales a las casas de al menos 10 familias en la colonia La Alameda, pero también derrumbes parciales a puentes en Tenerapa o el Puente de San Isidro. La falta de drenaje pluvial aumentó el riesgo, llegando el agua a cubrir gran parte de la avenida Ferrocarril y calles como la Zaragoza, Constitución y Ocampo. Otros años, en que se ha registrado grandes crecientes han sido 2004, y 2008, causando que varias comunidades quedaran incomunicadas.

En el municipio existen, además, 13 poblaciones con riesgo por la creciente de Ríos y Arroyos. Problemas como la falta de un Atlas de Riesgo, planeación de vivienda, o la tala inmoderada que facilita el desprendimiento de la tierra, provocan que el peligro aumente.

El Río Santiago, es también un lugar de recreación, existiendo diferentes estancias a donde las personas acuden para celebrar días de campo. Sin embargo, muchas veces los visitantes no son conscientes del respeto a la naturaleza y con el tiempo muchos sitios se han convertido en basureros. Las jornadas de limpieza son insuficientes ante una sociedad que no se preocupa por el daño que causa al ecosistema y paulatinamente a sí misma.

DSC03260-Editar-1
Frente a la Presa de San Isidro, Abril 2017. Foto: Cristian Herrera

También puedes ver: Crecida Río Santiago, 2016. ÁLBUM FOTOGRÁFICO.

Limpiar el Río Santiago

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s