San Ignacio del Zape; entre cerros y leyendas

Es un pueblo muy antiguo del norte del estado, se encuentra entre cerros y cercano a un río que lleva su nombre. La misión de San Ignacio del Zape es fundada hacia finales del siglo XVI, no obstante, la historia de la colonización española en la región de Guanaceví se remonta a la primera década del siglo XVII, cuando es descubierto el mineral de plata.

En el lugar, se han encontrado ruinas de antiguas civilizaciones previas a las que ya existían cuando llegaron los españoles. En el museo de la ciudad de Guanaceví se puede profundizar acerca de la historia de la gente de la región.

El Zape, fue uno de los sitios arrasados por la rebelión tepehuana, donde fueron asesinados todos los españoles y esclavos que habitaban, así también los sacerdotes jesuitas Juan del Valle y Luis de Alavez, también Juan Font y Jerónimo de Moranta que se encontraban en camino, pues para el día 21 de noviembre de 1616 se tenía prevista una fiesta en honor a la virgen que los mineros de Guanaceví habían mandado hacer, sin embargo, el 18 de noviembre estallaría la rebelión. Años después, cuando los españoles lograron neutralizar a los tepehuanes y la calma volvió a la región, la misión y el pueblo del Zape fueron reconstruidos.

La Virgen del Hachazo, es una imagen conocida por haber sobrevivido a la violenta matanza que tuvo lugar en el Zape en 1616. La pieza recibió un golpe afilado en el rostro, que a pesar de su restauración no se pudo ocultar. El tempo en el que se encontraba fue reconstruido como el Santuario de Nuestra Señora del Zape, donde año con año es celebrada el día de la Virgen de la Concepción el 8 de diciembre.

Al centro del pueblo, se encuentra un manantial de aguas termales a donde suelen llegar visitantes y gente del lugar, atraídos por las propiedades del agua azufrosa que brota en El Zape.

En la actualidad, El Zape, es un pequeño poblado junto a la carretera y se encuentra a unos veinte minutos de la ciudad de Guanaceví, en él habitan alrededor de 500 personas, que se dedican a distintas actividades primarias, como ganadería y agricultura.

  • Rouaix, P., (1946) Diccionario geográfico, histórico y biográfico del Estado de Durango. Durango, Dgo. Editorial UJED.
  • La religión y los jesuitas en el noroeste novohispano. 2007.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s