Off-Topic

No perdiste a nadie

Por: Óscar Frías

No perdiste a nadie, el que murió, simplemente se nos adelantó, porque para allá vamos todos. Además lo mejor de él, el amor, sigue en nuestros corazones. Facundo Cabral. 

Un pequeño homenaje a un extraordinario ser humano, un amigo, a la partida de nuestro querido Pbro. Jesús Gabriel Cuevas, Para Santiago Papasquiaro y todas las parroquias donde él estuvo el Padre Chuy. Muchas cosas que decir de él, yo tuve la dicha de conocerle a su llegada a la capital del Cielo en 2008, de un extraordinario carácter, su sencillez de trato lo acerco a la comunidad de una manera inmediata, es decir, no vino adoptar a Santiago como su casa, sino que los Santiagueros lo adoptaron, su fácil trato y claridad palabra, fueron fundamentales, para convertirse en un guía espiritual, en tiempos de mucha inseguridad en nuestro municipio.  

Al convertirse en un Santiaguero más, entendió las incertidumbres de ricos y pobres, comprendió las tribulaciones de un pueblo, que enfrentaba  en esos momentos muchas dificultades y que tenía el mayor de los desafíos el no enfrentarse a su propio miedo, el con esa serenidad y fortaleza,  supo inyectarnos esperanza, pero más que eso, nos dio el valor de poder entender que el miedo que teníamos en esos años, solo pasaría cuando enfrentaremos nuestros propios demonios, que eran la indolencia y la indiferencia. 

 El padre chuy, fue capaz de ir y venir de aquí y logro poco a poco con un talento que Dios le había dado, motivar a su comunidad para hacer frente a esta situación, gracias a su extraordinaria voz y su tino, nos empujó literalmente a salir de nuestros hogares y acercarnos a Dios, poco a poco estuvo aquí y allá, toco nuestros corazones y logro extraordinarias cosas que fue hacernos regresar a la iglesia y aglutinar a la sociedad católica en su iglesia y alzar la voz. 

Como recuerdo, cuando nos decía, viene el gobernador y en lugar de exigirle seguridad le aplauden como focas y no solicitan, lo necesario para salir de esta situación en la que se encuentran, cuantas veces les dijo a los jóvenes dejen de tirar botellas en la puerta de la iglesia cuando vayan rumbo al parque, alzo la voz para exigir que mostráramos respeto a lo elemental, a la fe, a la fe en nosotros mismo, que  si no éramos capaces de ordena nuestros hogares, nuestros jóvenes correrían los mismos peligros que estábamos teniendo. No nos ofendió, no hizo entender que teníamos tareas pendientes en casa y las hicimos, pudimos enderezar poco a poco a nuestros hijos. Cuatro años de  una inseguridad total, él estuvo ahí acompañándonos, orando por nosotros, en público y en silencio,  supo de tantas cosas, que al parecer en lugar de asustarlo, lo empujaban a estar ahí junto al que sufría por al inseguridad de esos años, años, que deseamos no vuelvan nunca a esta capital del cielo. 

De su alegría y su gusto por la música, herramientas necesarias para mostramos que Dios nos quiere más cuando cantamos,   nos llevó a la con su bella voz, de la cual hacía gala, donde quiera que él estaba, su incansable compañero de tocada, el buen Quico, se deleitaba al escucharlo y acompañarlo, no fue ganando, donde quiera podía vérsele sonriente y enérgico cuando se requería de bella voz y de palabras duras fue entrando en la vida de nuestros hogares. Todos tenemos alguna anécdota que contar del padre Chuy, siempre ahí al servicio de su pueblo, atento a sus necesidades. 

Cuando no estaba en la iglesia, corría por los ranchos, muchas veces enfermo, pero incansable, siempre atento y constante con su feligreses y cuando no estaba ahí corría de taquero en taquero, predicando y conociendo los sabores de la comida Santiaguera, ráspale a la hoya, eso es lo sabroso, muchas veces lo escuche decir, y el taquero le decía eso le hace daño padre, él sonreía y decía, es lo más sabroso.  Así fue siendo parte de esta capital del cielo, poco a poco, por doquier hizo amigos y el pueblo tenía la confianza de acercarse y pedirle un consejo, nunca tuvo miedo de este Santiago de sus Amores, siempre supo que él ya era parte de este hermoso lugar.  

Su devoción por la milagrosa imagen del Señor del Santo Entierro, hizo de él un Sacerdote querido, penetro en cada rincón de cada ranchería, al saberse parte de una veneración de siglos de este pueblo, lo caracterizo por tenerle una fe inmensa, como la que tenemos muchos santiagueros, él supo que era un Santiaguero más al conquistar el cariño, puedo ir construyendo  una sociedad en la fe de Dios, no peleo con otras religiones, construyo, para que  cada uno pudiésemos alcanzar  nuestros sueños en la fe, un extraordinario ser con un gracia  divina, que lo hizo ganarse el respeto de  todos. 

Hoy al estar en su partida, puede recordar tantas cosas, y sólo puedo decir, el Padre Chuy fue un Huracán, él hubiera querido ser el huracán Ramírez, pero yo sé que fue un huracán en la vida de muchos que lo conocimos, cambio el destino de muchas personas, las convierto en mejores personas, así su vida envuelta en un torbellino de buenas acciones, fue sembrando por aquí y por allá, en sus 49 años  trasformo su entorno familiar,  de amigos, de la sociedad y de la iglesia  donde se formó. 

Hoy deja un espacio muy grande de llenar, pero el Padre Chuy sabe que no lo podremos llenar, ese espacio es de él, en el corazón de los Santiagueros, de los de Madero, de los Gomezplatinos, de los Duranguenses, de los de romanos, de todos aquellos que tuvimos la dicha de estrechar esa mano de amigo, pastor, y hermano. Habrá quien pueda decir más de el que este que escribe, pero yo solo podre decir, que conocí al padre Chuy, mi amigo, que trasformo mi vida y me volvió una mejor persona. 

Un padre Chuy que fue un cantor de las artes olvidadas que camino por este mundo, llevando su voz para que nadie olvide lo que es inolvidable, a Dios, a la fe, a la poesía y a la música… Dios está de fiesta. Padre Chuy, no es un Adiós, es nos vemos pronto, pero aun no, padre, aun no… 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s