Off-Topic

La magnitud del silencio

TIEMPO DE LECTURA: 3 MINUTOS

SONY DSC

En memoria de Nidia Díaz.

Los pueblos marginados en el tema de la información son más susceptibles a aceptar las mentiras y a un gobierno que actúa con ineficacia, son las personas más fáciles de engañar donde no hay quién busque respuestas, pues las preguntas se prefieren olvidar; hay especialistas en paliar la curiosidad.

El ejercicio periodístico en México apura por dejar de ser un riesgo latente para convertirse en un silencio permanente. La sociedad no está ajena a lo que la muerte de un periodista implica. Es más complejo tratar el tema cuando se habla de comunicadores locales, pues en muchas regiones del país apenas hay personas laborando en el área con claro liderazgo. Es, en esas regiones, en las que un mínimo equipo se encarga de cubrir varias ciudades donde el riesgo es mayor, donde la impunidad es normal y el silencio será un efecto aún peor.

Los comunicadores son un puente entre la sociedad y el gobierno o los actores sociales; instituciones personales que cazan la desmemoria y el despotismo. Su ausencia crea un abismo inmenso entre los lectores y los entrevistados. Con la falta del mediador social, la contención del enojo, la duda o la contrariedad del pueblo, terminaría por ahogar el ánimo social, pues lo contrario al mundo caótico de quien vive informado es el estado de falsa tranquilidad; imposible no decir que se corre más peligro al no saber.

Y aunque las redes sociales luzcan en otros mundos como una eficaz herramienta de registro, para el quejoso y el hilarante, nada más falso que pensar que en una sociedad indiferente, desorganizada y superficial, puedan sustituir la información que un profesional se dedique a buscar y proporcionar; lo que tampoco quiere decir que una empresa de comunicación nos diga la verdad.

Particularmente la región noroeste se ha quedado varada y oscurecida, a la espera de una claridad que no va a llegar y de una acción que no se va a emprender más allá de los mordaces comentarios vertidos en la red. Historias lamentables, descobijo que se repite y silencio que se prolonga; la magnitud del silencio se extiende amenazante en una zona desprovista de libertades para hablar y preguntar.

SONY DSC

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s